Blog

fotogramas...

Como en una vieja película, veo personas sentadas en bancos, considerando que todo está acabado. Se rinden porque no aman ni son amados...
¡ que suerte la mía!

He sentido y palpo la estupidez humana (política), que se mueven entre paredes y el vacío, al querer recuperar la convicción de avanzar; no se dan cuenta de estar superados por las circunstancias...
¿ lo veré de otro color?

Miro como el reloj corre infatigable, para quien no sabe saborear cada segundo. Ser uno mismo, te entrega la noción del tiempo y su belleza.
mis huellas profundas

Para los que la vida es un chiste, ¡ahí va uno!. " Rubia con minifalda subiendo en las escaleras mecánicas del Corte Inglés; tonto mirando por detrás, ella se mosquea y le dice: tío, ¿ tú eres tonto o te lo haces?, él contesta : y tú no eres rubia...
siempre la mejor sonrisa... ya me lo sabía.

El borracho me da los buenos días con un crianza natural en contraste con esos piojos resucitados, y así, una psicóloga me cuenta que su vida es un desastre...
practico terapia sutil

Cada día me miran los ojos de una niña preciosa diciéndome que quiere saber más y más..., una mujer amada con un más "mañana y mejor", un coche nuevo con rueda de recambio y 14 puntos de carnet, otro libro a puntito y ya van cuatro hasta 10 que serán, junto a una nueva web para el año venidero.
¿qué más puedo desear?

AAAAAh sí, perdón, seguir siendo niño, adolescente, joven, maduro y viejo...
esencia de mi vida

Terminos relacionados:

Alias petronis escritor vasco, autor literario Bizkaia País Vasco. Blog y obras literarias escritor Bizkaia, alejo petronis escritor País Vasco. Editor literario Bizkaia País Vasco, mundo petronis, alejo petronis escritor, autor de entrevistas, blog de entrevistas a escritores vascos. Editor de libros de escritores vascos, escritores de literatura españoles, marketing literario narrativa en España, obras narrativas españolas, escritores españoles, blog de escritores del cantábrico, autores literarios del cantábrico


Como en una vieja película, veo personas sentadas en bancos, considerando que todo está acabado. Se rinden porque no aman ni son amados. . . ¡ que